MURENA: UNA SERIE IMPRESCINDIBLE, por Toni Segarra

Planeta Agostini ha publicado ya los cuatro primeros álbumes de la serie MURENA del guionista Jean Dufaux con dibujos de Philippe Delaby, completando la primera parte, el llamado ciclo de la madre de una de las series más apasionantes del cómic de estos últimos años.

murena01Desde hace cierto tiempo la novela, el cine y el cómic utilizan, como fuente de inspiración y documentación, ciertos hechos históricos de aquellos que han dejado huella en la cultura actual. No se trata de recrear la Historia, en mayúsculas, sino de narrar historias inventadas que tengan un trasfondo histórico real con escenarios y personajes fácilmente identificables. Recientemente hemos podido ver en nuestras pantallas filmes como Gladiator de Ridley Scott o Master and Commander de Peter Weis. A veces, como en los dos citados, las referencia históricas se reducen a unos escenarios, vestuario, armamento y medios de transporte más o menos fidedignos. Otras, como la serie televisiva de la BBC, Yo Claudio, basada en los textos de Robert Graves o Spartacus de Stanley Kubrick la referencia histórica alcanza a los personajes y hechos que reflejan de manera muy aproximada lo sucedido en realidad según opinión de modernos historiadores. De hecho esta es la razón de ser de la llamada novela histórica aunque de ninguno modo sea exclusivo de este género. En la novela policíaca, por ejemplo, encontramos la serie de novelas de Steven Saylor que bajo el título genérico de Roma sub rosa narran las investigaciones de un detective llamado Gordiano contratado por Cicerón en los tiempos de las guerras civiles entre Mario y Sila que propiciaron la desaparición de la república y el advenimiento del imperio. Entre la literatura de ciencia ficción encontramos también obras como la de Connie WillysEl libro del día del juicio final que nos traslada con credibilidad total a los tiempos de la propagación de la peste negra en la Inglaterra medieval.

murena02Lógicamente, esta tendencia debía alcanzar al cómic. No se trata de aproximaciones históricas poco a nada rigurosas como nuestros viejos conocidos EL GUERRERO DEL ANTIFAZ (Gago, 1940), EL CAPITÁN TRUENO (Víctor Mora y Ambrós, 1956), EL JABATO (Víctor Mora y Francisco Darnís, 1958) o los héroes galos ALIX (Jacques Martin, 1948) y ASTÈRIX (René Goscinny y Albert Uderzo, 1959) cómics, de aventura o de humor, sin pretensiones de veracidad. El cómic francés hace ya tiempo que abordó este tema. Valgan, como ejemplos conocidos en España, LAS SIETE VIDAS DEL GAVILÁN(Patrick Cothias y André Juillard, 1982), LAS TORRES DE BOIS-MAURY (Hermann Huppen, 1984) o LOS MAESTROS CERVECEROS (Van Hamme y Francis Vallès, 1992).

Ahora le llega el turno a MURENA, una obra excelente, debida al guionista Jean Dufaux -autor también de los guiones de GIACOMO C, DIXIE ROAD, BEATÍFICA BLUES, JESSICA BLANDY o DJINN– y al dibujante Philippe Delaby, autor también de LA ESTRELLA POLAR.

murena03MURENA empieza en el año 54 de nuestra era poco antes de que el emperador Claudio muera asesinado por orden de su esposa Agripina que estaba a punto de ser repudiada con el fin de que el emperador pudiese formalizar su relación con Lolia Paulina, madre de Lucius Murena, protagonista de la serie. El joven Nerón, de diecisiete años, ocupa el trono con la ayuda del prefecto Burro. Sin embargo existe un testamento de Claudio nombrando sucesor a su hijo Británico de catorce años. Tres líneas de interés se perfilan, avanzan en paralelo y, ocasionalmente, se cruzan. En la primera Nerón intenta evitar que aparezca el testamento y Británico le desplace del poder. En la segunda, Murena, amigo de Nerón, intenta encontrar al culpable de la muerte de su madre. En la tercera, Nerón, intenta salva a la suya de la venganza de Murena sin perder su amistad. Agripina, por su parte intenta manipular a su hijo para ser la dueña real del poder utilizando todos los medios a su alcance para conseguirlo. En ningún momento duda en acostarse o hacer asesinar a quien le convenga para conseguir su objetivo.

Dufaux ha tenido el acierto de añadir los comparsas necesarios para dar riqueza, profundidad e interés a la historia. Personajes reales como Séneca, Burro, Petronio, Jenofonte, Burro, Domitia Lépida, Otón, Vespasiano o Popea y personajes inventados como Acté, Pallas, Balva, Massam, Draxio o Arsinia. Personajes, todos ellos, complejos, contradictorios, apasionantes y tan creíbles que es difícil distinguir entre los verdaderos y los inventados. Sin olvidar a un real o inventado Pedro, llegado de la lejana Judea, para predicar unas ideas que, con el tiempo, subvertirán el imperio.

murena04Desde un punto de vista gráfico la obra gana a medida que se suceden los volúmenes. La descripción soberbia y magistral de una roma simultáneamente rica, miserable, lujuriosa, ascética, sórdida, esplendorosa y cruel es una auténtica joya plástica, realista, verídica y creativa. Las figuras humanas, poco perfiladas al comienzo, ganan prestancia, personalidad y elegancia a medida que se suceden los episodios. Cada volumen incluye, al final, una serie de notas históricas que ayudan a situar la narración en su contexto histórico. Y, aunque, se pueden detectar algún fallo, ninguno hay tan importante como para desvirtuar una obra que bordea la perfección. Las dos viñetas finales del cuarto álbum, con dos primeros planos de Nerón y Murena que dejan entrever el delgado grosor entre la amistad y la enemistad, nos hacen esperar, impaciente, la continuación.

© Toni Segarra, noviembre de 2005.

 

comtoni7Toni Segarra ha trabajado como redactor en el semanario Treball en temas relacionados con la cultura popular: cine, novela negra, còmics, etc. Ha sido jefe de redacción de la revista Bang! dedicada al estudio del còmic. Es ingeniero industrial y actualmente trabaja en Mataró como profesor de matemáticas en un instituto de enseñanza secundaria. Fue uno de los artifices de la HispaCon de Mataró (1997), congreso anual de aficionados y profesionales españoles de la ciencia ficción, y además de mantener esta columna junto a Joan Antoni Fernandez, formó parte de la organización de las Trobades de Ciència-Ficció de Mataró.

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Scracht!. Guarda el enlace permanente.