LA MUTACIO SENTIMENTAL, de Carme Torras

Por Toni Segarra

Carme Torras es matemática, informática y una investigadora especializada en temas de robótica. Pocos escritores existen que aborden el género de ciencia ficción, en lengua catalana, con semejante bagaje. En la exigua producción literaria autóctona predominan con creces los valores literarios sobre valores científicos. Incluso hay quien se permite, por razones de mercado, negar su pertenencia a un género que para muchos lectores es considerado de segunda o tercera categoría.

Con La mutació sentimental la autora nos da un ejemplo válido que deshace el tópico de la incompatibilidad entre el rigor científico y la exigencia literaria. Porque, digámoslo ya, La mutació sentimental es una buena novela que no esconde su pertenencia al género sin renunciar al nivel que se le pide tengan los escritores de literatura mainstream.

La novela nos describe las reacciones de una adolescente que ha sido “resucitada” a mitad del siglo XXII. Celia, la protagonista, había sido hibernada un siglo antes a causa de una enfermedad terminal. Con una ciencia que conoce ya el remedio a esa enfermedad y la necesidad de aumentar la población infantil se toma la decisión de revivirla proporcionándole una madre de adopción. Tenemos pues ya dos temas planteados. El primero la distinta visión de un universo en tiempos distanciados que resulta difícilmente comprensible para una niña que todavía recuerda un mundo con flores, pájaro y perros y no entiende porque ahora las casas no tengan ventanas y las escuelas utilicen extraños métodos y profesores para su educación. Incomprensión que se refleja en la de su madre adoptiva que no consigue entender ni los juegos de la niña, ni para que demonios podía servir una mesita de noche, lo que era un palo de golf o como era posible que los niños salieran por la vagina.

Pero esta diferencia de visiones debidas al tiempo transcurrido son menos importantes que las diferencias en el presente de la novela entre los partidarios de una tecnología aplicada al límite – los “protecnos” – y quienes creen – los psicólogos de la “ComU” – que la tecnología y la dependencia de los robots aboca la humanidad a su extinción.

En la trama, un representante de cada uno de estos dos grupos siente interés profesional y afectivo por Celia, lo que permite a la autora contraponer distintos métodos que, con el mismo objetivo, siguen líneas absolutamente divergentes. Quizás un exceso de tecnología ocasione una cierta deshumanización pero tampoco hay solución prescindiendo de la tecnología que, en mayor o menor grado, termina siendo usada incluso por sus detractores. Como me decía personalmente la autora, lo que pretende con su novela es “reflexionar sobre la manera como la tecnología condiciona la evolución de la mente humana y hasta que punto podemos incidir en esta evolución diseñando robots que nos estimulen y no hagan más creativos en lugar de convertirnos en seres malcriados e inútiles”.

Quizás estas palabras nos revelen el – o los – protagonistas ocultos de la novela: los robots. Unos robots que me permito decir que no son tales puesto que tienen las características propias de las I.A. dado que son capaces de pensar y sacar conclusiones por cuenta propia. Aunque sus razonamientos estén impregnados de una ironía que retrata perfecta y humorísticamente la estupidez humana.

Como leer ciencia ficción no es nunca una lectura fácil debido a la utilización de aparatos y palabras que no existen aún en los diccionarios actuales, la autora se permite poner a prueba más de una vez a sus lectores con una cuantos acertijos lógicos que desafíen su inteligencia. Les aconsejo que no pasen de largo y sigan con la lectura sin haber encontrado la adecuada solución.

El libro de la única editorial que edita ciencia ficción en catalán es también el ganador del único premio de ciencia ficción que existe en esta lengua: el Manuel de Pedrolo, ciudad de Mataró, que otorga el ayuntamiento de dicha ciudad. Dos razones añadidas para aconsejar su lectura.

© 2008 Toni Segarra

La mutació sentimental
Pagès Editors. Col·lecció: CIÈNCIA-FICCIÓ
Carme Torras
319 pag. 2008. P.V.P: 18 €
ISBN: 978-84-9779-6

Contraportada: 7:10 – Observo el dormir inquiet del doctor Craft. Ronca. M’atanso al llit i connecto el micròfon al canal mèdic. Rebeu els roncs? Enregistrament confirmat. Adjunto informe: està recolzat del cantó esquerre, durant la nit s’ha girat vint-i-nou vegades i se n’ha alçat dues per anar a orinar, ha fet dotze episodis d’apnea d’entre trenta i cinquanta segons cadascun, ara es manté en tretze inspiracions per minut i seixanta-dues pulsacions, constants normals. Sol·licito aprovació per a augmentar-li la dosi de Rhinofor. Tallo comunicació. 7:15 – Hora de posar en marxa el despertador tàctil. Combino lleus moviments de l’edredó amb frecs a les galtes i el front. A la nova seqüència corregeixo el que no li va agradar ahir: el nas ni tocar-lo i més insistència a les celles baixant suaument pels polsos.”

 

Anuncios

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Reseñas de libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s