EL FABRICANTES DE SUEÑOS, de Santyago Moro

Por Joan Manel Ortiz

De tanto en tanto, viene bien leerse, para desengrasar las neuronas, un libro como el que tengo que comentar aquí, una historia sin complicaciones, donde las aventuras priman sobre todo lo demás. Lo que antaño denominábamos (ahora parece que ha caído un tanto en desuso) “sentido de la maravilla”, vamos. Y todo eso narrado con un estilo sencillo, directo, donde lo que se prima, básicamente, es el arrastrar al lector por media galaxia y, sin calentarle la cabeza con teorías científicas o grandes artificios lingüísticos, distraerlo y hacerle pasar un rato divertido y agradable.

Y es que en eso es en lo que estamos. Traficante de sueños, la primera novela que leo deSantyago Moro es exactamente eso: una space-opera de aventuras en el sentido más clásico del género, escrita como las de George H. White o Edgar Rice Burroughs, de quienes no puede negar haber bebido en sus fuentes. Veamos un poco de qué trata.

Una nave de transporte privada, el Mercurio, recibe el encargo de llevar a unos pasajeros a un determinado destino. Aparentemente no parece nada complicado pero pronto los protagonistas descubren que esos pasajeros son mucho más importantes de lo que parecían a simple vista y que viajan con un secreto que puede alterar el equilibrio en la galaxia. La tripulación está integrada por un ex militar, el capitán (Igor Casis), un telépata de aspecto reptilesco (Alof), un polimorfo (Gander) capaz de adoptar cualquier apariencia con un tamaño aproximado al suyo, un ser inmaterial (Brice), una humanoide-mantis (Fiona) y una inteligencia artificial que es considerado uno más de la tripulación (Jota). La Federación de Estados confía en que consigan llegar a Kamoli pero los enemigos de esta, el Imperio Neomasiano, intentará por todos los medios, hacerse con su secreto.

El argumento, ya se vé, es tópico y típico y todos hemos leído historias similares y los personajes no superan los estereotipos y aunque las relaciones entre ellos son bastante ñoñas (el enamoramiento del capitán con la funcionaria, la candidez de todos en sus relaciones mutuas, esas reacciones tan nobles cuando las cosas pintan mal…), Moro salva la novela en lo que, a todas luces, es lo que más le interesa: las escenas de acción. ¿Qué más da que sus personajes se comporten como si vivieran en los años 50 del siglo pasado en vez de en un futuro más o menos lejano si luego viene una serie de escenas “movidas” donde las páginas no se leen sino que se devoran? Porque es así.

No parece ser esta, a la vista de su página la primera novela de Santiago Moro pero, si no lo es, lo parece ya que tiene algunos de los tics que se acostumbra a encontrar en ellas: en algunas escenas a veces parece dejarse llevar por el entusiasmo en la narración y da la extraña sensación de que los acontecimientos se le escapan de las manos y existen algunos altibajos de ritmo demasiado evidentes (sin contar lo que ya he señalado de las relaciones de los personajes entre sí), pero, poniéndolo todo en la balanza, el resultado final es bastante agradable y uno cierra el libro con una sonrisa, que, hoy por hoy, ya es mucho. De todos modos el autor ya avisa que es el primer libro de una serie, las “Crónicas de la Federación” así que aguardemos a leer las continuaciones para poder hacernos una opinión de conjunto.

En lo que se refiere a la edición propiamente dicha, esta está bastante bien e incluso hay menos erratas (aunque haberlas las hay) que en otras ediciones “profesionales”. El tipo de letra usado es lo suficientemente grande y el gramaje del papel adecuado. Y la portada, obra también del propio autor, nos deja intuir qué tipo de libro tenemos en las manos.

No estamos, pues, ante ninguna obra maestra, pero sí ante un libro de aventuras en el espacio donde yo me lo he pasado muy bien.

(c) 2008 Joan Manel Ortiz

El traficante de sueños, de Santyago Moro. Crónicas de la Federación I. Lulu.com. Portada de S. Moro. Galapagar 2007. ISBN. 978-8-4611-9044-7. 292 páginas.

Texto de la contraportada

Frente a la Federación de Estados, el Imperio Neomasiano pugna por la supremacía de un universo que las Puertas Estelares han logrado poner al alcance de la mano. Tras la guerra entre la Federación y el Imperio, una paz tensa reina en los sistemas conocidos a causa de las conspiraciones neomasianas que intentan recuperar tiempos lejanos de esplendor. Además de los personajes humanos, aparecen otras especies, como los neomasianos, que presentan el aspecto de enormes insectos sin cabeza, aunque su organismo y costumbres sean más parecidos a nosotros de lo que su apariencia podría hacer pensar.

La heterogénea tripulación del transporte concertado, Mercurio, está formada por el comandante (Igor Casis), un telépata de aspecto reptilesco (Álof), un polimorfo (Gánder), un ser inmaterial (Brice) y una curiosa humanoide (Fione) perteneciente a la raza de las mantis, cuya característica más llamativa es el extremo ardor y violencia con los que las hembras realizan el acto sexual, pudiendo llegar a provocar la muerte de un humano. Junto a ellos, el programa de a bordo, Jota, se encargará de ayudarles en una peligrosa misión que no esperaban tener que cumplir.

Anuncios

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Reseñas de libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s