BEM on Line

CIELOS REFLEJADOS, de David J. Williams

Anuncios

 

por Luis Fonseca

 

2110. Futuro distópico, mundo a tres bandas momentáneamente en calma hasta que un grupo terrorista desconocido echa abajo el ascensor espacial. A partir de ese momento las antiguas tensiones se exacerban. El autor ha hecho un esfuerzo de diseño, punto para él. Más acción que reflexión, quizá la reflexión venga luego. Protagonistas: comandos con la tecnología de su parte, armaduras potenciadoras y acceso privilegiado a la ‘zona’ (la parte ciberthriller del asunto). Otra marca de diseño del autor: los comandos son dobles: un mech que se bate el cobre, y un razor que le cubre las espaldas más cibernética que físicamente hablando. Por encima de ellos un controlador, normalmente alguien demasiado listo que no puede evitar pensar por sí mismo y tener una agenda oculta, o una doble agenda oculta, o una triple agenda…

Todos tipos duros, muy duros, aunque con un pasado que les hace escapar alguna lagrimilla de tarde en tarde. Sarcásticos hasta la médula, algunos diálogos tienen gancho (caray, estos comandos parecen fandomitas). Tres historias paralelas de momento, quizá converjan luego. Pocos adjetivos, capítulos breves, ultrabreves en ocasiones, ritmo frenético, in crescendoademás. El primer tercio del libro es disfrutable según lo que te ponga de la ciencia ficción, pero algo ha de cambiar para que el libro despegue. Llega el segundo tercio, los capítulos se alargan, quizá este sea el momento de volver a respirar, el de la reflexión. Falsa alarma, los capítulos largos solo añaden más humo a la trama. La adscripción de los protagonistas a los respectivos bandos es cada vez más dudosa. Dos historias convergen, pero aparece una nueva. La violencia no cede, de hecho se acerca al paroxismo con la entrada de cierto personaje. Maniobras defensivas y de ataque cada vez más imposible, se delata que el autor viene el mundo del videojuego. La acción adrenalítica pasa por momentos de testosterona adolescente algo sonrojante. El momento de la reflexión pasa de largo.

Llega la tercera parte, los capítulos vuelven a acortarse. ¿Puede el ritmo acelerarse aún más? Los árboles de la trama tapan definitivamente el bosque. Tanta vuelta de tuerca ha hecho que la cosa se pase de rosca. Ya no solo es dudosa la adscripción de los personajes, sino su propia identidad. No hay personas normales en el 2110, o al menos no se asoman a esta historia, salvo en el papel de víctimas anónimas, muy víctimas y muy anónimas. El libro se acerca a su fin, quizá es el momento de las historias converjan, de alguna conclusión… no es así. Ay, esto es la primera parte de una trilogía, nada acaba. Al menos descubrimos quien es el protagonista principal a la vez que el propio interesado; a pesar de su comportamiento errático, parece pensar sobre sí mismo…fin.

Fin de la primera obra de David J. Williams, aunque la segunda ya está a punto de salir al mercado en inglés. Una primera obra que no necesitaba 600 páginas y cuyos pecados por exceso y por defecto han tapado algunos destellos interesantes en estilo y ritmo, como la manera de introducir información adicional, el encadenar capítulos con las palabras y cierto gusto por diálogos con chispa. Espero que en la segunda, una vez superadas las urgencias y autoexigencias del debut, el autor haya asentado algo más su manera de hacer, superado la adicción al vértigo y a la acción imposible, se haya dado cuenta de que todos los personajes se parecen demasiado, haya pulido algo de su tendencia excesiva a la socarronería en los diálogos, y haya mejorado la inteligibilidad del argumento.

La traducción justita, bordeando la normalidad; el texto salpicado de errores tipográficos aquí y allá, debería haberse revisado más y mejor. Esos detalles han de cuidarse.

(c) 2009 Luis Fonseca

Los cielos reflejados, de David J. Williams (The Mirror Heavens; 2008). Editorial Viamagna, col. Quantum. Barcelona, marzo de 2009. Traducción de Daniel Meléndez Delgado. ISBN. 978-84-92431-94-6. 590 páginas.

 

TEXTO DE LA CONTRAPORTADA

En el siglo XXII, la primera maravilla de un nuevo mundo valiente y audaz es el Elevador Espacial Phoenix, diseñado para que la humanidad cruce la frontera más allá de la Tierra.

Construido en cooperación por los Estados Unidos y la Coalición Euroasiática, el Elevador es además un triunfal símbolo de la alianza de las superpotencias después de una segunda guerra fría. Y acaba de ser destruido.

Con una urgencia más que sospechosa, ejércitos y equipos de espionaje son movilizados por todo el globo, y aún más allá. Entre ellos, Claire Haskell y Jason Marlowe, agentes de contrainteligencia americanos y antiguos amantes… aunque sus recuerdos quizá son sólo construcciones implantadas por sus instructores. Unidos por el enigma de su pasado, no pueden confiar en nadie más, puesto que, a medida que la crisis aumenta, las vidas de todos los involucrados converge en un explosivo final… y con unas asombrosas repercusiones que reescribirán todo lo que alguna vez conocieron… sobre su misión, su mundo y ellos mismos.

 

 

 

Anuncios