2012, LA GUERRA POR LAS ALMAS El multiverso apocalíptico de tres Tierras paralelas de Whitley Strieber

Whitley Strieber (pronúnciese Striber), autor de más de un best seller de terror, es un norteamericano de Tejas, nacido en San Antonio en 1945. Varias de sus novelas se han llevado al cine -lo que no es todavía el caso, la 2012 en cartel no es suya- y algunas están traducidas al castellano, entre ellas Comunión (Plaza&Janés, 1988), donde cuenta cómo en la madrugada del 27 de diciembre de 1985 fue abducido en su casa y llevado a un ovni en que seres extraterrestres lo interrogaron, le clavaron una aguja en el cerebro y le introdujeron un objeto terminado en una serie de filamentos por el recto.  

A partir de entonces, sin perder su fe cristiana se convirtió a la fe en los extraterrestres y pasó a ser su testigo, cuando no su portavoz. Como Alicia en el País de las Maravillas, cruzó al otro lado del espejo para cultivar una forma de ciencia ficción que entremezcla el terror violento con la literatura ufológica de un convencido. 2012 es además una ucronía, por más que como recurso para un mejor arco de exposición de las ideas del autor.

strieber-2Cuando se habla de alienígenas es frecuente que se trate de contactos, hostiles o amistosos, con extraterrestres estelares,  mas no es éste el caso. Los alienígenas de 2012 se presentan como la otra cara de nosotros mismos, el reverso más tenebroso de los hombres: nosotros somos blancos y ellos negros, “con la negrura del pecado”, el sustrato religioso cristiano está siempre presente. Escarbando bajo una lectura superficial, se advierte enseguida que Strieber nos propone una toma de conciencia sobre lo que somos.

2012 se subtitula en el original “la guerra por las almas”, lo que omite la versión española para anunciar “el fin del mundo se acerca: comienza la cuenta atrás”, porque lo que quiere es destacar el aspecto apocalíptico del libro. Ya desde los mayas, el 21 de diciembre de 2012, cuando la Tierra se alinee con el centro de la Galaxia -lo que sucede una vez cada veintiséis mil años- sobrevendrá el fin del mundo y desaparecerá el hombre de la faz del planeta.

En una Tierra semejante a la nuestra, la Tierra nº 2, que tiene dos lunas y la misma geografía, sobreviven a principios del  siglo XXI los imperios décimonónicos británico, francés, ruso, japonés y norteamericano. Entre los cinco  dominan un mundo en que no ha habido guerras mundiales pero en que estos grandes poderes oprimen a los demás pueblos.

No es una ucronía pura porque no contempla un universo alternativo, sino un multiverso de tres mundos paralelos con comunicación entre ellos, particularmente cuando se acerca el día señalado y se abren los portales.

Un mes atrás el arqueólogo Martin Winters de Tierra 2 escapa de la pirámide de Keops que salta por los aires, dejando en su lugar  una lente gigantesca. En otros lugares del mundo sucede simultáneamente lo mismo y pronto se llega a la conclusión de que las lentes, que resisten hasta un bombardeo nuclear, han sido dispuestas hace milenios por  quienes pretenden conquistar la Tierra. Se trata de una raza reptiloide que habita la Tierra nº 3 y desea hacerse con el alma de los humanos para su maligno sustento. Los exploradores que han conseguido infiltrar ya han abastecido un almacén de hermosas almas humanas, dispuestas para su traslado cuando los portales terminen de abrirse:

strieber-1

Whitley Strieber

El alma, o principio vital que anima al hombre, es una composición electromagnética que puede extraerse del cuerpo, y resolverse en electrones almacenables, si se ataca con las frecuencias adecuadas. Los lagartos se comen las almas y los cuerpos:

“-Ann  te quiere en su lecho antes de que comamos. Es su pequeña debilidad, copular con la comida.”

La extracción de las almas podría empezar recordando a Lovecraft, aunque el capitulo dedicado a las mutilaciones y la extracción del alma del general Al North habría descolcado a H.P.

“Aquello era peor que la muerte,  era el fin absoluto de su ser, el asesinato de su alma. Sentía en su interior el pálpito de la eternidad y no quería morir. Una lengua roja de serpiente surgió del objeto y le arrancó el ojo izquierdo. Luego notó que unos dedos le manipulaban los genitales y sintió aún más dolor [—] La fase de la apertura en canal y la separación del alma del cuerpo había terminado. La válvula en que había atrapado su alma estaba llena de él, un  plasma de electrones que brillaba con un millón de colores diferentes.”

Para completar el triángulo, en Tierra 1 existe un escritor, Wiley Dale, que es el conjugado de Martin en Tierra 2 y el alter ego de Strieber. Está escribiendo la novela, con frecuencia contra su voluntad, que narra cuanto ocurre en las tres Tierras paralelas. Resulta obvio que el autor ha recurrido al tópico de los “dioses astronautas”, ya que los pobladores de Tierra 3, los lagartos a los que llama  “serafines”, han mantenido contactos con la Humanidad en un pasado remoto, dejando huellas en mitos y religiones, en todas las historias sobre demonios y divinidades de todas las culturas.

Se sugiere que las élites mundiales están dominadas por los serafines, dando la impresión de que el narrador cree realmente en lo que cuenta. La teoría conspirativa de que la Humanidad está gobernada en secreto por una raza de reptiles que se camuflan como humanos la formuló el escritor y presentador de televisión británico David Icke. En ella los miembros de las clases dirigentes se llaman “illuminati”, igual que los illuminati de Baviera, con los que descocemos si mantienen alguna relación.

mariomorenoEn cualquier caso, loa alienígenas prenden que los por ellos iluminados alumbren una nueva Humanidad: Icke y Strieberparecen ser amigos. (Esta columna, digamos entre paréntesis, nos la sugirió Mario Moreno Cortina -en la foto-, autor de leídos artículos afines al tema, junto con algún dato o comentario como éste, que hemos utilizado).

Los serafines son superiores a nosotros en una sola ciencia, la de las almas, que explotan para reducir a la Humanidad al más completo estado de sumisión. Promueven entre nosotros el desarrollo de las otras ciencias, que llevan aparejados el comunismo y el laicismo, de forma que nos acerquemos a lo oscuro y nos apartemos de  Dios, neguemos la existencia del alma y seamos corruptibles y manejables.

strieber-3

Portada de la edición de Minotauro

Teniendo en cuenta que Strieber cree en lo que escribe y que pertenece al círculo de Icke, bien se puede afirmar que, tanto política como religiosamente, pertenece a la extrema derecha americana. Un habitante de Tierra 1 que explica a otro de Tierra 2 cómo ha sigo nuestro siglo XX, le dice:

“El comunismo fue el azote de nuestro mundo durante sesenta años. Costó mil millones de vidas.”

Prescindiendo incluso de la historia de la abducción, la lectura de la novela tiene bastante de un delirio que, salvadas las distancias, recuerda algunos pasajes del Philip K. Dick que escribiera bajo el efecto de las drogas.

“Un pelotón de los Jóvenes Líderes se retiró tras sacrificar diez o quince víctimas frente a las cámaras de sus padres.  Después un general activó el sistema de lanzamiento de proyectiles múltiples y al instante, sin el menor ruido, los cinco mil prisioneros fueron convertidos en carne picad […] A todos los ejecutados los habían torturado previamente, inyectándoles extracto de guindilla bajo la piel o por el ano, o introduciéndoles perdigones de plutonio a presión bajo las cuencas oculares. Y cuando la élite se hubo marchado, la gente salió en tropel, agitando los permisos de retirada de carroña, con las bolsas para carne en los brazos. Aquella noche habría cocido en muchas casas.

Piensa un serafín, que teme haber caído en desgracia:

“Me arrancarán las escamas y los niños arrojarán sal sobre mis músculos desollados, asarán mis patas y me obligarán a asistir a mi propio banquete.”

Contra los muchos fans de Strieber, diremos que no nos parece una gran novela, por más que lea con facilidad y en ocasiones te enganche y estés deseando pasar la página para ver si descubres algo nuevo en la siguiente. No suele ser así y todo se va conociendo con demasiada parsimonia, lo que supone el primer a superar para su lectura. Le sobran páginas y más de una vez se dan situaciones confusas, cuando el autor se mete en laberintos de los que no acierta a salir bien librado y podría haber obviado con facilidad. El final es además un tanto decepcionante, como siempre que un autor, para resolverlo todo con la mayor facilidad, se saca de la manga elementos que había ocultado al lector.

Ahora bien, es cinematográfica cien por cien y sus derechos los ha adquirido la Warner Bros con el propósito de  pronto rodarla. Se dieron a conocer los nombres de los guionistas y del director, que iba a ser Michael Bay, el de Transformer, aunque desconocemos si la proyección de la otra 2012 suspenderá o retrasará estos planes.

© 2010 Augusto Uribe y Alfred Ahlmann

 

Strieber, Whitley. 2012 (2012. The War for the Souls, 2007), Minotauro, Barcelona, 2008 tapa dura, 349 pp., , 2009 rúst., 429 pp., trad. Manuel Mata.

 

 

uribeAugusto Uribe es doctor en una ingeniería, periodista y tiene otros estudios; ya jubilado, es presidente de una sociedad de estudios financieros. Ha ganado varios premios Ignotus y ha publicado en libros y revistas como el antiguo BEM o Nueva Dimensión, que lo tuvo por su primer colaborador.

 

 

alfredahlmannAlfred Ahlmann, director de la misión arqueológica española en Turquía, es doctor en Historia, profesor universitario en España e imparte clases en algunas universidades extranjeras: domina varias lenguas. Además de numerosos trabajos profesionales, ha publicado también artículos del género.

 

 

Anuncios

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Al-Ghazali Al Magribi. Guarda el enlace permanente.