PANDEMIA, de Walter Simmons


 por Luis Fonseca 

Pandemia es una de zombies, en su versión siglo XXI, es decir modalidad plaga viral de la noche al día. Esta narrada como si no hubiéramos oído hablar antes del fenómeno zombie, y asistimos a él desde el principio, punto por punto: enfermedad rara que diezma la población, luego los muertos se levantan con proverbial mal aspecto, agresividad y progresiva mala leche hacia los vivos, éstos cada vez son menos, sobreviven en grupos aislados y aprenden a duras penas a cooperar entre ellos y a defenderse más mal que bien del voraz apetito de los zombies y del contagio por mordisco.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pandemia.jpg

Es, por lo tanto, un argumento muy a lo ‘The Walking Dead’ y, de hecho, también empieza el libro con la voz narrativa de un agente del orden, pero la novela es algo más oscura que aquella en su mayor parte. Aquí ya sabemos que no existen campos de refugiados, o que se echaron a perder. La acción tiene lugar en Belfast, así que las armas tan necesarias para la autodefenca no están al alcance de cualquier buen ciudadano, como en los EEUU, sino en manos de policías, maleantes, exterroristas del IRA, y elementos mal reciclados del aparato opresor de antes de los acuerdos de paz. Esta particular idiosincrasia social es quizá lo que pueda distinguir a esta novela de otras del mismo género. Está escrita con cierta pretensión de hacer un libro canónico sobre los zombies; también con cierta profundidad en relación al trato de los personajes, estructurados en cuatro grupos humanos que acabarán interactuando, haciendo especial hincapié en complicadas situaciones de desconfianza mutua, dependencia y culpabilidad. No puede decirse, sin embargo, que literariamente levante demasiado el vuelo.  Se lee rápido, y a veces con interés, pero desgraciadamente está bastante mal rematada, cerrada con un patético epílogo que no viene a cuento y dejando los hilos finales totalmente inacabados… como si le hubiera de seguir una no anunciada segunda parte. En fin, la novela no acaba dando nada de lo que algún momento parece prometer y todo tipo de pretensiones iniciales acaban en saco roto: ni el tratamiento de los personajes llega a buen puerto, ni el argumento llega a un punto satisfactorio, ni se da ninguna explicación al comportamiento de los zombies. 

Para acabar, tanto en esta novela como en otras manifestaciones del tema, hay que hacer un gran esfuerzo de suspensión deliberada de la incredulidad para que cuando los muertos se levantan, harapientos y semiputrefactos, la gente se sorprenda y no reconozca a un zombie cuando lo ve. Lo suyo sería que se pusiera en marcha un proceso de ‘quien nos lo iba a decir, pero ahora que los tenemos delante, vamos a ver que hay de cierto en toda esa mitología zombie’. Sin duda estas novelas tienen un punto de ciencia ficción porque la única explicación posible es que se desarrollen en un universo paralelo: uno muy parecido al nuestro pero en el que nunca se ha fabulado en torno a muertos que se ponen a dos pies. Sorprende igualmente que tengan que hacer heroicos ensayos de prueba y error para poder llegar a gritar ‘eureka’ al comprobar que un zombie se detiene cuando le vuelan la tapa de los sesos. ¡Pero hombre, que de cuello para arriba es donde tenemos la CPU y donde residen cuatro de nuestros cinco sentidos! Sin olvidar que es ahí donde un zombie tiene los dientes…

  © 2012 Luis Fonseca para BEM on Line

Titulo original: Flu
Autores: Wayne Simmons
Fecha de publicación: Septiembre de 2011
Traducción: Joe Alamo
Páginas: 310
PVP: 17,95 €.
ISBN: 978-84-15296-09-9
Sello: Dolmen Books
Edita: Ediciones Dolmen

Texto de la contraportada

Mientras las Valquirias se conjuran en exportar la guerra hacia todos los confines del ya arruinado mundo, algo se gesta en el Suburbio que rodea Dunenburgo.

Siempre ha habido bandas, pero ahora los Artistas Callejeros han demostrado una ambición sin precedentes. Liderados por Fanfarria el Faisán, un individuo sobre el que pesan todo tipo de leyendas, están agrupando a todos los pandilleros. No son la única amenaza, pues las Valquirias han descubierto una enésima conspiración por parte de los activistas políticos del Suburbio, y su respuesta no se hará esperar.

Envuelto en esta vorágine se encuentra Spade: pistolero, pésimo jugador de cartas, coleccionista de libros y drogadicto, sin saber que el destino le tiene reservado un papel en el drama que se avecina. La cercanía de la muerte hace despertar a este insignificante individuo, cobarde, débil y sin aliados, que recuerda súbitamente la promesa que se hizo una vez.

Ni el ejército de la capital ni todos los punks del Suburbio podrán alejarle de su venganza…

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Reseñas de libros. Guarda el enlace permanente.