HABLANDO CON SERGIO GAUT VEL HARTMAN

Cuando hace algo más de siete años convenimos con los editores de BEM on Line la realización de la columna “Entre Ushuaia e Irún”, nos impulsaba la modesta idea de dar a conocer a los nuevos autores y dibujar un mapa de la literatura fantástica que prefigurara el futuro, en nuestro idioma, de los géneros que nos apasionan. Pero estos siete años de realizaciones y tropiezos, de logros y frustraciones, han demostrado que lo que se viene es mucho más que eso. La revolución informática y el auge de las redes sociales han potenciado de tal modo la posibilidad de mostrar lo que se crea que hoy resultaría imposible llevar adelante esta columna sin ser injusto con la multitud de nuevos y valiosos escritores que surgen. Solo en los blogs de microficciones del colectivo Heliconia (Breves no tan breves, Químicamente impuro y Ráfagas parpadeos) se han publicado textos de un millar de narradores y todos los días recibo cuentos de desconocidos que nos han descubierto y desean participar.

Es por ese motivo que, más que una despedida, estoy tratando de saludar una trasformación. El recambio es inevitable, la gente nueva viene a ocupar el lugar de los que estábamos y otras formas de mostrar lo que se hace reemplazan a las que habíamos usado hasta ahora. Esto es, por lo tanto, un “adiós y hola”, un ponerse por un instante al margen de la corriente y reflexionar sobre la marea que sube y probablemente nos tape. Pero entiéndase bien: el recambio es oportuno y liberador. En mi caso, que muchas veces no encontré el tiempo para elaborar esta columna, la necesidad de recuperar un espacio para crear mis propias ficciones pasa a primer plano. A mis casi 65 y con cuatro décadas de actividad, desde los lejanos tiempos en que publicaba en Nueva dimensión, veo mis actuales actividades como editor y antólogo desde una perspectiva diferente y enriquecedora: la transición necesaria para que, en los próximos años, me dedique de lleno a cumplir con los proyectos que tengo pendientes. Hay demasiados cuadernos de notas y demasiadas carpetas con archivos en mi ordenador que esperan ser sacados a la luz…

Por todo esto, más que una despedida, esto es la visualización de una metamorfosis, un mensaje de continuidad en otros planos de creación, algo que, intuyo, también le está ocurriendo a la gente de BEM on Line. O sea que soy renuente a despedirme con lágrimas en los ojos. Soy renuente a despedirme, a secas. Aquí o allá seguiremos haciendo cosas, como esta, muy diferente a esta. Y en el peor de los casos, trataremos de perpetuarnos con ficciones, demostrando que es con la ficción que se entiende la vida, y no a la inversa.

 

© Sergio Gaut vel Hartman Junio 2012

Puede leer un relato de Sergio Gaut vel Hartman aquí.

Acerca de Interface Grupo Editor

Editamos en papel 75 números de la revista BEM entre 1990 y 2000 y desde 2003 hasta 2012 mantuvimos el portal BEM on Line. Tras múltiples problemas de software, decidimos traspasar a este blog los principales textos publicados en esos años. Interface Grupo Editor está compuesto por Ricard de la Casa, Pedro Jorge Romero, José Luis González y Joan Manel Ortiz.
Esta entrada fue publicada en Entre Ushuaia e Irún. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HABLANDO CON SERGIO GAUT VEL HARTMAN

  1. Pingback: ZVI MIGDAL, de Sergio Gaut vel Hartman | BEM on Line

Los comentarios están cerrados.